Caimos derrotadas antes de xogar

Encontro: 1ª DIVISION CADETE FEMENINA

INSTITUTO ROSALIA PIO XII – PELETEIRO

Lugar e hora: Santiago. 05-12-2018 – 20:30 h

Resultado final: 50-36

Parciales :

20-6, 7-13

Resultado al descanso: 27-19

18-6, 5-11

Resultado final: 50-36

JUGARON: Andrea Leza, Marta Sanmartin, Alba Moure, Adriana Martinez, Cris Rigueiro, Carmen Suárez, Claudia Rodriguez, Paula Tábora, Adriana Pardo, Inés Abalo, Ceci Álvarez, Antía Oreiro

 

CRÓNICA :

Ayer miércoles se disputó el partido aplazado que tenía el equipo cadete femenino, enfrente el lider del grupo Norte de la 1ª División Cadete, el instituto Rosalia Pio XII. Desde el primer momento el equipo local demostró el porque de su liderato, muy fuertes e intensas y con un quinteto muy superior físicamente al nuestro nos sacó del partido antes de empezarlo prácticamente.

Un parcial de 20-6 durante el primer cuarto ya da señales del como fue el inicio del partido, demasiado respeto y poca fe en nosotras mismas puede ser un resumen de como encaramos el partido durante este período.

El equipo ayer no estuvo especialmente bien en el plano ofensivo, donde nos faltaban ideas y apenas éramos capaces de mantener un orden en nuestro juego.

No fuimos el equipo que verdaderamente somos hasta el segundo cuarto, en el que empezamos a ser mucho más duras e intensas en defensa, donde peleábamos cada balón como si fuera el último.

Al descanso llegamos con una desventaja de 8 puntos 27-19

Durante el descanso todas estábamos de acuerdo en que la falta de intensidad en esta primera parte había sido uno de nuestros “pecados”, tratamos de corregir aspectos tácticos para volver a engancharnos al partido…pero nuevamente las locales volvieron a salir como un vendaval al partido, nuevo parcial demoledor que nos echaba del partido y nos hacía tener que volver a remar para tratar de engancharnos.

Poco a poco fuimos tratando de engancharnos al encuentro llegando a ponernos a 9 puntos en el marcador, tras tiempo muerto de las locales hicimos un último intento de acercarnos más pero no tuvimos fortuna en dos acciones en las que encaramos el aro con relativa comodidad para anotar y ellas no desperdiciaron un rebote ofensivo. Al final el ganador fue el equipo que más intención mostró durante todo el encuentro, de esta derrota sin duda debemos aprender, porque la falta de fe en nosotras fue nuestro peor enemigo, no se pueden jugar los encuentros sin creer en ti y en las compañeras con las que juegas y menos contra un rival que sabes que te va a exigir lo mejor del grupo.