Debut do Peleteiro Hyupersa Santiago na 1ª División Nacional Feminina

Encontro e resultado: 

PELETEIRO HYUPERSA SANTIAGO 46 – SEIS DO NADAL  58

Competición: 

PRIMERA DIVISIÓN NACIONAL FEMENINA (1ª FASE A1-A)

Xornada: 1

Lugar e hora: SANTIAGO / DOMINGO 25 de octubre 17:00 horas

Parciais:

11-9;

13-16

Resultado ó descanso: 24-25

10-12 (34-37);

12-21 (46-58)

5 Inicial: Iria Losada, Sara Carreira, Xiana Fernández, Silvia Millán y Cristina Villaverde.

Eliminadas: ninguna

Xogaron e anotaron: Iria (10); Sara (7); Cris (5); Xiana (6); Silvia (4); Paula Lamas (7); Paula García (0); Tania (2) y Clara (5)

Ausencias y motivo: Lucia y Carmen por motivos laborales.

Crónica:

¡Al fin! 

Después de ocho meses muy largos y con mucha incertidumbre, hemos podido disfrutar un partido de baloncesto en Montouto. El equipo comenzó la pretemporada en sus casas a la espera de que los protocolos sanitarios nos permitieran ponernos en marcha para volver a las pistas. Tras 2 meses de preparación y cumpliendo con las normativas establecidas, conseguimos que el balón se lanzase al aire para disputar el primer partido en tiempos de Covid.

Poniendo el foco en el encuentro, los minutos iniciales fueron de claro dominio local anotando las cuatro primeras canastas debajo del aro y, un triple de Paula Lamas cierra un cuarto en el que el rival obtuvo puntos desde el perímetro.

En el segundo las cosas fueron totalmente distintas. El partido se volvió completamente loco y fue un constante intercambio de canastas en el que el tiempo iba transcurriendo sin faltas. El tiempo muerto solicitado por Pablo calmó las cosas y, a partir de ahí, se jugaron todas las posesiones mucho más lentas. Un contraataque del conjunto vigués cierra la primera parte con un punto de ventaja en el marcador.

Tras el descanso, el rival pudo subir la intensidad defensiva mucho más y frenó nuestro ritmo de juego. Aguantamos en el marcador a base de rebotes, segundas acciones y anotando los tiros libres que nos mantenían vivos con tan sólo tres puntos por debajo.

El último cuarto fue una lucha permanente contra nosotras mismas. Tratando de recuperar el aliento de donde se pudiese y evitando que el rival no hiciese más daño a base de uno contra uno jugando con solo una interior en pista. 

El gran condicionante del partido fue el hecho de jugar un equipo con mascarilla y el otro sin ella (ambos por decisión propia). Solo puedo aplaudir ante el gran desgaste, esfuerzo y trabajo de todas las jugadoras durante todo el tiempo. 

También felicitar al rival por la victoria y, por supuesto,  por ayudarnos al cumplimiento de todas y cada una de las normas de protocolo que tan necesarias son para poder volver a jugar a este deporte que tanto amamos.