Cara y cruz del equipo senior ante O Pino y La Salle.

Peleteiro 3 – O Pino B 1

Bonita la victoria y más bonita aún la racha de los colegiales en este final de primera vuelta y comienzo de la segunda. Tras la derrota, inesperada por otra parte, contra el San Lorenzo en casa, el equipo no ha sabido más que ganar, llegando a hacerlo incluso en campos complicados como el del Bandeira, dónde ningún otro equipo de la categoría lo había conseguido antes ni después.

Este fin de semana el rival era el O Pino B. Sobre el papel, tenía de menos a más, con unas tres últimas jornadas muy productivas qué hacían indicar un gran incremento del rendimiento del equipo. Nosotros por el contrario, llegábamos con 14 convocados y con ausencias destacadas en la lista.

La primera media hora del partido, demostró lo que aparentaba ser antes de comenzar, un equipo visitante bien plantado en el terreno de juego que era capaz de crear peligro superando el balón en campo contrario, mientras nosotros dudosos en la salida de balón, comeríamos demasiados errores y éramos poco profundos.

Tras uno de esos errores, llegaba el gol rojillo merced a un corner bien botado al primer palo, precedido de un error en la salida de balón.

El gol parecía ser como un con un golpe directo a la mandíbula qué lejos de noquearnos, nos aporto la motivación que nos faltaba hasta el momento y así, el equipo empezó a ganar más y más protagonismo ataque.

Avisaba Rotea con un gran de derechazo, que sería el preámbulo del gran gol que anotaría continuación, sumando ya 6 en lo que va de Liga y convirtiéndose en el segundo máximo estilete del equipo.

Tras el descanso primeros 10 minutos que aportaron frescor al centro del campo y el carril izquierdo. El equipo empezó a creer que si se podía y se sucedían las ocasiones de gol, aunque el balón se negase a entrar.

El choque se convirtió en un monólogo azulón en el que el o pino poco o nada tenía que decir, y apenas conseguían sobrepasar el medio campo.

Era cuestión de minutos. Celebramos con entusiasmo un gol anulado, previo a la jugada con la que se culminaría la remontada. Fue José, revolviéndose en el área, tras un magnífico pase de Díaz, el que rompía la igualada y nos daba por fin ventaja en el electrónico.

Acto seguido otra internad del delantero colegial acabaría en penalti que él mismo se encargaría de transformar.
Resumiendo, partido incómodo hasta la media hora, con un rival que proponía poco fútbol pero mucha disputa y al que nos costó adaptarnos, aunque con la contienda igualada la balanza se inclinó de manera definitiva así al lado de los de Charli.
¡¡Enhorabuena mozos!!

 

La Salle 5 – Peleteiro 0

Severo correctivo el recibido por el Peleteiro senior en lo que fue la 14ª jornada de liga del grupo sexto de la tercera autonómica. En lo que se presuponía como un atractivo derbi colegial, con los dos equipos situados en la parte alta de la tabla, se convirtió con el paso de los minutos en un monólogo rojillo ante el que los de Charlie poco o nada pudieron hacer.

Ya el inicio del partido dejaba las claras que no iba a ser un encuentro fácil, de la clara ocasión errada por Loren a los 5 minutos de la primera parte. Poco, muy poco después, la Salle con un buen lanzamiento cerrado de corner el primer palo se adelantado en el marcador con un certero cabezazo.

Su planteamiento un 4-4-2 replegado, no excesivamente pero sí compacto, con pocas fisuras, nos hizo imposible el encontrar por aquí poder penetrar la poblada defensa y viendo que con el paso de los minutos la cosa no mejoraba, se empezó a plantear el cambio de sistema para la segunda mitad, plan que se vio altamente truncado con una rigurosa decisión colegial, que nos dejaba con 10 antes del descanso y, propiciaba tras una mala defensa de balón parado, el 2-0 local, que teniendo en cuenta la inferioridad numérica parecía casi definitivo.

A pesar de ello, en el descanso optimismo reinaron en el vestuario, no como solución para poder remontar el partido sino como ánimo para seguir compitiendo y hacer lo mejor posible hasta el final coma y así no perder y golaverage. Pero, de repente, y pesar de lo hablado y  mostrado en el vestuario durante esos 15 minutos, vimos como llegaba el tercero al marcador y, acto seguido el cuarto, tan sólo unos minutos después de la reanudacion; ello echaba por tierra todo el plan previsto, en el que el equipo trataría de sorprender a su rival a la contra cerrando bien los espacios atrás.

A partir de ese momento y con 35 minutos por delante, la sensación es hacían presagiar una goleada de escándalo, algo que el orgullo azulón, a pesar de la desafortunada expulsión de David, permitió que no ocurriese.
La nota positiva de la jornada fue la vuelta a los terrenos de juego de Carlos Nogueira, sin duda un jugador que esperemos nos aporte mucho de aquí a final de temporada.

(Crónicas de Charli, entrenador. Fotos: archivo)