El Alevín A se mantiene en la zona alta de la tabla.

La cuarta jornada de la competición, se planteaba complicada solo por el hecho de la sede del encuentro. Acostumbrados a una superficie mucho menor como la que ofrece la del campo del colegio, hacernos lo más rápidamente posible a un terreno mucho más complicado de aparcar y más aún, teniendo en cuenta, que no pisamos un campo de semejantes dimensiones desde hace al menos 5 meses.
Sobre el papel los dos equipos semejaban parejos, cosechando resultados tremendamente parecidos y con una puntuación similar en la tabla clasificatoria, lo cual hacía presagiar un duelo equilibrado a la par que divertido, sin embargo ocurrió todo lo contrario.
Por un lado, el Vista Alegre planteó un partido tremendamente defensivo en el cual el objetivo principal era no encajar goles, objetivo por otra parte, un tanto cruel para un conjunto de alevines.
Por nuestra parte, tal vez por esa falta de costumbre a un terreno distinto, no solo por su área, sino también por el tipo de superficie, no encontramos casi en ningún momento la velocidad de balón que pretendíamos conseguir previamente, debido en parte a un número elevado de errores en el control y el pase del balón.
Aún así, los colegiales fuimos de principio a fin dominadores absolutos del partido, con dificultades en ataque pero creando múltiples ocasiones aún así coma sobre todo hacia la parte final del encuentro cómo mantenimiento casi perfecto entre Álvaro y Marta; destacar por encima de todo, unidad defensiva mostrada por el equipo en todo momento, con unas vigilancias defensivas y unos marcajes destacables, gracias en parte a la  solidez defensiva que está demostrando la pareja Álvaro e Isaías en el centro de la zaga.
A pesar del resultado, que no olvidemos no deja de ser positivo, el equipo se comportó de 10 en todo momento con un gran sentimiento colectivo y de apoyo entre todos y todas los jugadores y jugadoras, genera un perfecto clima para seguir entrenando y conseguir mejorar día a día.

Una enhorabuena como un mundo de grande para todos y todas, gracias por el esfuerzo realizado. ¡Mucho ánimo!
(Crónica de Charli, fotos: archivo M.I.)