El benjamín B se impone al Conxo C por 6-3 en Montouto.

Partido celebrado en el campo del colegio M. Peleteiro con el resultado de 6-3 para el equipo local. Se presentaba el partido ante el Conxo como un reto ya que el benjamín B venía de perder la jornada anterior contra el penúltimo clasificado por un claro 4-0.
 
Se puede justificar la derrota por un exceso de confianza y que las condiciones climatológicas no acompañaron. El equipo empezó la semana con la lección bien aprendida y sabían que no quedaba otra que ganar ante un Conxo C que llegaría al partido con ganas de los tres puntos.
 
Pronto se adelanto el conjunto local con un magnífico tiro desde fuera del área de Nicolás Simón ante el que el portero no pudo hacer nada. Buen inicio de partido. Por estadísticas cuando los pupilos de Juan Carlos se adelantan en el marcador es raro que se les escape el partido. Muy poco duró la alegría ya que al minuto siguiente el Conxo se adelantó en una jugada embarullada.
 
Si de jugada embarullada hablamos el segundo gol de los locales no viene tras un cúmulo de errores, viene tras la picardía de Sergio que tras un rechace del portero caza el balón y sin tiempo lo aloja en el fondo de la portería rival. Nuevamente en el minuto 13 Sergio vuelve a adelantar a los colegiales. Con este marcador de 1-3 se llega al descanso.
 
En la reanudación de la segunda parte el Conxo se adelante y es en ese momento donde los fantasmas del pasado empiezan a aflorar, al igual que en algún partido de esta temporada.
Pero casi sin tiempo se produce un punto de inflexión que rompe el encuentro.
 
Falta en el vértice del área y como no, el especialista en la materia Eduardo Blanco que en ese momento estaba sentado en el banquillo asumió la responsabilidad de chutar a portería. Madre si lo hizo!!!!!!!!! El balón entró como un misil dentro de la portería. No es la primera vez que este jugador nos deleita con una ejecución como esta.
(Crónica de Juanca, entrenador. Fotos: archivo).