Gran partido del alevín B ante el Oroso.

Esta nueva jornada traía consigo la novedad de jugar en un campo diferente a los habituales, ya que nos traladábamos hasta Villestro para jugar contra el xuventude de Oroso.

Son siempre difíciles los enfrentamientos contra los equipos importantes, ya sean el b, el d o el zeta, ya que comparten entrenamientos con jugadores de gran nivel, a una gran intensidad y con unos parámetros muy significativos; parámetros que a muchos de los equipos nos cuesta asumir.
 
El equipo moralmente no llegaba en su mejor momento: la baja de Álvaro, gran apoyo anímico dentro del campo y capitán, un nuevo sistema que poner en práctica y una semana no del todo buena en cuanto al comportamiento, hacían de este partido, a priori, una tarea compleja.
 
Así resultó durante los primeros 15′. Los continuos desajustes defensivos nos hacían conceder claridad a los rivales en zonas tremendamente comprometidas, y algún que otro error en la concentración, hicieron que el Oroso, sin demostrar mucho, se pusiera con un 4-0 en el marcador.
 
Curiosamente, ya antes de encajar el 4° gol y ya definitivamente a partir del mismo, el partido fue nuestro.
Con Jorge, espectacular en la zaga, asumiendo el rol de líder y Matías, escoltado por Fer en el medio, llevando ambos la batuta del ritmo, crecimos y crecimos y fuimos mejores ya durante toda la segunda mitad.
 
Previamente, al filo del descanso, gracias a un penalti forzado por Marta, recortábamos distancias, y una vez rebasado el ecuador, Matías recortaba hasta el 2-4 definitivo a la postre, pero que nos hizo creer aún más si cabe.
 
El resultado no varió, y realmente es lo de menos. La lectura positiva es el esfuerzo, siempre en grupo, de tod@s y cada un@ de l@s jugador@s y el poder añadir un registro más, con el nuevo sistema, al conocimiento futbolístico de l@s chic@s.
¡¡¡Ánimo campeones!!!
(Crónica de Charli, entenador. Fotos: Manuel Otero).