Los alevines A derrotan a Compañía de María.

Llegábamos ilusionados al partido del pasado sábado en el cual nos mediríamos a un rival directo, cómo es el Compañía de María, que se aproximaba peligrosamente en la tabla clasificatoria aprovechando nuestro anterior tropiezo contra el nicrariense. En la ida, con muy pocos entrenamientos completados, el resultado fue a nuestro favor, condicionado eso sí, por tratarse de nuestro terreno de juego.
Sería, el Municipal de As Cancelas, testigo presencial de la evolución o no, del conjunto colegial durante estos meses.
Empezaron mucho más concentrados que nosotros, jugándose la mayor parte del tiempo en nuestra mitad del campo, con una presión alta que, en casi ningún momento éramos capaces de solventar con continuidad. Sin embargo un balón rechazado por la defensa rojilla lo aprovechaba Fernando incorporado al ataque en sus labores como carrilero, para finalizar con gol de manera muy precisa establecer así 1-0 para los de Monte Redondo.

El Compañía, fiel a su estilo aguerrido, no cejó en su empeño, consiguiendo el empate antes del descanso. Por el contrario, los de Charli, a pesar de estar compitiendo a un buen nivel, sigue mostrando ciertas carencias en el ritmo del partido y en la concentración lo cual hacía presagiar un futuro próximo un tanto incierto… futuro qué Jorge se encargaría de despejar, manteniendo así su racha goleadora, para establecer el 2-1, que ni mucho menos sería definitivo, ya que poco después, de nuevo el compañía, esta vez gracias a su a su jugador más determinante, empatar de nuevo y dejar el marcador en un 2-2.

Las sensaciones, repito, no eran del todo satisfactorias. Cierto es que nos enfrentábamos a uno de los mejores equipos de la Liga, y desde fuera se veía que si realmente apretábamos un poquito, la victoria caería de nuestro lado.

Por lo que se ve, ese déficit en cuanto a la concentración que mencionábamos con anterioridad, no era más que un estado pasajero, por el cual estaban atravesando los jugadores y las jugadoras con el único fin de poner nervioso al entrenador… ya que, con poco menos de 10 minutos por jugarse, el compañía se veía moralmente superior después de ser capaces de empatar por dos veces el encuentro, pero, Ander primero, incansable durante todo el partido y Jorge a continuación, anotaban sendos goles que certificaban la victoria azulona.

Felicitar, una vez más, a todo el grupo por el esfuerzo colectivo que desarrollaron en un partido de mucha exigencia. Felicitarlos, también, a cada uno y a cada una de manera individual y animarles a que sigan manteniendo esa ilusión que les hará crecer como personas y deportistas. Enhorabuena!!
(Crónica de Charli, entrenador. Fotos: Manuel Otero).