Triunfos de los Alevines A ante Vista Alegre y Villestro.

Peleteiro – Vista Alegre

En la pasada decimoquinta jornada  el campeonato doméstico nos enfrentaba a un equipo rocoso, a tenor de lo visto en el enfrentamiento de ida, donde no pudimos pasar del empate a cero a pesar de haber gozado de numerosas ocasiones de gol.

Ese día, el planteamiento ultradefensivo de los locales por un lado, el enorme campo de Cancelas y el no aprovechamiento de las ocasiones de gol por otro, hicieron el resultado final fuera, por increíble que parezca un 0-0, algo para mí inaudito en los más de 10 años que llevo como entrenador.


Este partido de vuelta se presentaba, a priori, diferente. Diferente porque para empezar se disputaba en nuestro campo, cuyas medidas hacen que sea prácticamente imposible no hacer gol, debido a la proximidad de ambas porterías, y porque por otro lado las dinámicas de ambos equipos y desde aquel empate habían sido diametralmente opuestas.


Tras un inicio dudoso con más dominio colegial pero con ocasiones para ambos equipos, nos adelantamos en el marcador y a partir de ahí todo el panorama parecido aclarado. Así fue. Uno tras otro fueron cayendo los goles hasta el resultado final de 7 a 2.


Destacar de este encuentro sobre todo, la facilidad y rapidez con la que el equipo fue capaz de mover el balón, con una suficiencia no vista en muchos de los partidos anteriores y con un trabajo grupal excelente, no queda pues más que felicitar a todos y todas por el magnífico encuentro disputado.

(Crónica de Charli, entrenador. Fotos: Manuel Otero).

 

 

 

Villestro – Peleteiro

 

Décimosexta jornada de liga. En esta ocasión, la variante con respecto al día a día habitual, era el pequeño desplazamiento hasta la parroquia de Villestro para jugar contra el equipo de dicho lugar.

El Villestro es un club qué en categorías inferiores inculca una serie de valores próximos a los nuestros y trata, al mismo tiempo, en el aspecto deportivo, de dotar a sus jugadores y jugadoras de una buena técnica individual  generando un buen sentimiento colectivo.


Desde el principio fue lo que plasmaron en el campo. Un Mediocentro creativo, organizador, comunicativo y técnicamente bueno, que jugaba y hacía jugar al resto de compañeros y compañeras.

Una defensa que en ningún momento quería despejar el balón sin sentido y un delantero habilidoso y peleón que dotaba de sentido el juego. Dicho esto parecería lógico haber perdido contra ellos, pero este año creo que hay dos factores diferenciales con respecto a temporadas anteriores: Por un lado está el el tema de la edad y por otro, si cabe más importante, está el tema de la “madurez” futbolística, siempre esta palabra entrecomillada, de llevar 3 años intentando entrenar y mejorar con un mismo concepto y objetivo de fondo.

El no desviarnos nunca de ese camino facilita y simplifica las cosas, todos y todas sabemos lo que tenemos que hacer. Cierto es que unas veces con más claridad que otras, con mayor o menor dificultad y con mayor o menor éxito, entendiendo esto como un resultado favorable. En el partido del Villestro,  digamos que todo se manifestó de la manera correcta.

No tiene mucho sentido hacer una crónica de un partido que acabó con una diferencia de 6 goles y tampoco felicitar a un jugador o jugadores por encima del resto, pero si quiero destacar el acierto goleador que últimamente está teniendo Ánder, que por primera vez conseguía en estas tres temporadas. ¡¡Enhorabuena Ander y enhorabuena equipo!!

(Crónica de Charli, entrenador. Fotos: Manuel Otero).