Victoria contundente de los alevines A frente al Villestro.

Abultado, demasiado abultado el resultado obtenido el sábado por la mañana en el Campo Municipal de Cancelas, es lo que fue la primera jornada fría, meteorológicamente hablando, del calendario.
Al contrario de lo que sucedió la jornada anterior, dónde no fuimos capaces de batir ni una sola vez al meta rival, en esta nos resarcimos, tal vez demasiado aunque esa no era nuestra intención, marcando nada más y nada menos que 13 goles.
No nos gusta el resultado, si nos gusta el rendimiento del grupo, pero sabiendo cómo sabemos lo duro que es encajar una goleada como esa, no nos  en absoluto empatizar con el equipo contrario, y animarlos ya que la mejoría llegará. El resultado es totalmente secundario.
Ciñéndonos al partido, cuesta difícil intuir que el equipo que se vio la semana pasada contra el Vista Alegre, fuera el mismo que esta jornada se enfrentó al Villestro. Lo que hace 7 días eran imprecisiones en controles y pases, desatino de cara al gol, incapacidad para atacar con criterio e incluso despistes defensivos varios, esta semana era todo lo contrario, de ahí el resultado final.
Estuvimos altamente concentrados durante todo el choque, con continuas ayudas defensivas y ofensivas, con capacidad para encontrar los huecos por fuera para acabar rematando por dentro lo más importante de todo porque ningún momento se notó ni un solo cambio en el rendimiento los jugadores, es más, cómo venimos haciendo desde ya el año pasado, estamos probando a todos los jugadores y jugadoras en prácticamente todas las posiciones, para que adquieran bagaje táctico y tengan la capacidad de aportar más y más soluciones al grupo con el paso de los partidos; lo mejor de todo es que ni uno ni una ni una sola pega al respecto, lo cual es para agradecer y mucho porque no es nada fácil.
Dicho esto se da por cerrada la crónica de la sexta jornada, aunque viendo el resultado muy poco había que contar del partido y mucho de la buena actitud de todos los jugadores y las jugadoras de este gran bloque.
¡¡Enhorabuena chicos y chicas a seguir mejorando!!
(Crónica de Charli, entrenador. Fotos: Manuel Otero)